PRESENTA HOJA DE RECLAMACIONES EN AESA!!

PRESENTA HOJA DE RECLAMACIONES EN AESA!!

NOTA IMPORTANTE A LAS OPERADORAS DE RPAS

Todo operador que haya querido inscribir otro piloto o aeronave acompañando los documentos necesarios junto apéndice A1 Marcando la correspondiente casilla de modificación y AESA os notifica que os falta cualquier dato o documento de esta modificación/inscripción y por lo tanto os pide que ceséis la actividad de inmediato quedando totalmente inhabilitados,
nuestro consejo es que rellenéis hoja de reclamaciones que están a disposición en AESA, entreguéis una copia en registro y otra copia la presentéis lo antes posible en la oficina del consumidor OMIC.
No es justo que porque nos hayamos equivocado u olvidado un dato o documento se nos inhabilite toda la documentación inicialmente entregada y sin darnos opción  a la debida subsanación de errores en un plazo.

RECLAMA!!
Es la única manera de luchar porque las cosas cambien.

signo interrogacion

Más autonomía  con baterías de hidrógeno

Más autonomía con baterías de hidrógeno

Los vehículos aéreos no tripulados han inundado nuestros cielos y tiendas, convirtiéndose en uno de los gadgets de moda. La poca duración de sus baterías hace que vuelen apenas 20 minutos... hasta ahora. Gracias al hidrógeno podrán volar durante horas.

El prototipo de dron presentado en la feria CES 2016 tiene una autonomía de casi dos horas. #EnergíaInteligente

La tecnología del hidrógeno ya es conocida, tanto como pilas de combustible, también llamadas pilas de hidrógeno, como en motores. Consiste en la generación de energía eléctrica de forma inagotable gracias a una fuente externa que suministra a la batería el combustible, en este caso el hidrógeno, y el oxidante, oxígeno. El desecho resultante que se obtiene del proceso es vapor de agua.

Desde hace años se investigan las distintas aplicaciones de este combustible en baterías para móviles, portátiles, electrodomésticos, automóviles, incluso naves espaciales.

Una de las más novedosas aplicaciones la encontramos en los drones: unos robots aéreos, diseñados tanto para el ocio como para aplicaciones profesionales, que en la actualidad tan solo sobrevuelan nuestro cielo unos minutos.

Llega la revolución: autonomía de horas

Buscando solventar la poca duración de las baterías de los robots aéreos, una empresa británica ha desarrollado el primer dron capaz de volar hasta dos horas gracias a su motor de hidrógeno. El prototipo ha sido presentado en la feria CES 2016, la feria internacional de la electrónica de consumo celebrada en las Vegas.

Además de la ventaja nombrada, la empresa señala que la carga rápida del prototipo hace que el tiempo de inactividad del dispositivo se reduzca de unas dos horas a apenas unos minutos.

De esta manera, la innovación lograda ha conseguido eliminar con éxito las actuales barreras que presentaban estos robots aéreos: el tiempo de vuelo unido al tiempo de carga.

Más autonomía, más aplicaciones profesionales

La tecnología del hidrógeno permitirá encontrar nuevas aplicaciones profesionales y militares a estos artefactos, pudiendo realizar trabajos más complicados.

Se multiplican las posibilidades de su uso, por ejemplo, para labores de rescate, fotografía aérea de alta calidad, en actividades agrícolas e incluso para la entrega de paquetería en zonas de difícil acceso.

El avance y la aplicabilidad del hidrógeno son imparables, aunque debemos recordar que se trata de un combustible comprimido y que entraña sus riesgos. Además, son numerosos los países que están valorando la regulación del espacio aéreo para el uso de estos dispositivos.

Drones ágiles y precisos

Drones ágiles y precisos

¿Sabías qué el vuelo de los murciélagos y las abejas pueden ayudar a crear drones mucho más ágiles y precisos? El análisis del movimiento de las alas de un murciélago puede mejorar la eficacia del vuelo del dron y su control aerodinámico.

La naturaleza sirve como fuente de inspiración para el desarrollo de mejores drones en el futuro. #EnergíaInteligente

Con el objetivo de optimizar su funcionamiento y otorgar nuevas aplicaciones a estos vehículos aéreos, se están llevando a cabo numerosos proyectos que ponen a prueba sus capacidades en condiciones extremas de hielo, viento y lluvia.

Todo ello es posible gracias a las herramientas de las que dispone la ingeniería, aunque en ocasiones, es necesario recurrir a la naturaleza para encontrar nuevas soluciones a las limitaciones que poseen actualmente.

¿Es posible mejorar el diseño de drones mediante la biomímesis? Camaleones para desarrollar pieles electrónicas, insectos para crear robots innovadores o ranas para mejorar aviones. Son algunas de las iniciativas impulsadas por esta ciencia donde la tecnología se inspira en la fauna para implementar nuevos avances.

La técnica del vuelo de los murciélagos

Estudios recientes se han inspirado en los animales aéreos para mejorar la precisión de vuelo en drones. Un ejemplo lo encontramos en los murciélagos.

Este mamífero volador, conocido como Murciélago de orejas grandes, posee unos grandes audífonos que no sólo no le estorban para volar, sino que le facilitan mucho la tarea.

Para demostrar esta capacidad, un equipo de investigadores suecos introdujo a tres ejemplares en un túnel de viento lleno de humo de poca densidad. Al otro lado del túnel pusieron comida, y una vez los murciélagos echaron a volar, estudiaron como se movían con la presión del aire.

El resultado de esta prueba ha demostrado que la presión que ejerce el aire detrás del murciélago no repercute en su trayectoria, ya que las características de su organismo ayudan a sustentarlo.

Estudios de este tipo pueden ayudarnos a comprender cómo el comportamiento de un pequeño animal podría mejorar el rendimiento de los drones en el futuro.

Abejas para esquivar los obstáculos

¿Te imaginas que los drones aprendieran a esquivar los obstáculos y a no golpearse con paredes y objetos durante su vuelo?

Para lograrlo, un grupo de investigadores de la Universidad de Sheffield están estudiando el comportamiento de las abejas. Unos pequeños seres vivos capaces de calcular la velocidad de los objetos que hay en su entorno, prediciendo en qué momento se encontrarán con ellos. ¿Lo sabías?

A pesar de tener un cerebro de pequeñas dimensiones, las abejas son excelentes navegadoras ya que usan su visión eficazmente. Su sistema nervioso les permite detectar la dirección desde la que algo se acerca, pero no la velocidad a la que se mueve.

A través de un modelo computacional, aún en fase de prueba, esperan aclarar qué mecanismo utilizan las abejas para ser capaces de evitar obstáculos. Su objetivo es que los drones puedan aplicar el mismo método para, en un futuro, mejorar la calidad de sus desplazamientos.

Los drones en nuestro día a día

Debido al gran número de aplicaciones que poseen, los drones se han convertido en uno de los inventos más curiosos del siglo XXI.

Más allá de su finalidad lúdica, estos robots voladores resultan de gran utilidad para todo tipo de tareas, desde mensajería hasta grabación aérea, pasando por la comprobación del estado de la atmósfera y el salvamento de personas en lugares poco accesibles.

Esta tecnología, que puede servir en el futuro para combatir alergias, enviar medicamentos o mejorar los servicios de mensajería, también puede aprovecharse de la investigación e innovación que proporciona la biomímesis.

La nueva regulación española sobre drones vuela (muy) bajo

La nueva regulación española sobre drones vuela (muy) bajo

Las operadoras de drones en España (casi 1.300) denuncian la situación transitoria que vive el sector a falta de una regulación definitiva. Lo peor: podría no llegar hasta 2018

foto corbis 2

Todo un sector esperando por una regulación que no llega. Es la situación hoy en día de miles de empresas españolas operadoras de drones, y de otras tantas que quieren utilizar estos equipos para infinidad de aplicaciones: vigilancia, seguridad, grabaciones profesionales, de ocio... El problema: no existe un marco regulatorio definitivo que indique qué pueden hacer y qué no. En España, de momento seguimos utilizando una ley de 2014 a la espera de un nuevo real decreto. Una normativa que, según fuentes del sector, probablemente no llegará ni este año ni el que viene.

La Comisión Europea calcula que en 10 años el 10% del sector de aviación en Europa se basará en drones. Es decir, un potencial de negocio enorme. Sin embargo, ese potencial en España se está viendo frenado por una regulación incompleta y generalista que no contempla los mútiples escenarios a los que se están enfrentando las casi 1.300 operadoras de drones en nuestro país.

 

La regulación actual se basa en la Ley 18/2014. Es un régimen transitorio a la espera de completarse con un real decreto que ya debería haber entrado en vigor


La regulación actual, a cargo de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), se basa en la Ley 18/2014 de 15 de octubre. Es un régimen transitorio y está a la espera de completarse y desarrollarse con un real decreto que debería haber entrado ya en vigor. Sin embargo, todo el sector sigue a la espera. Esta semana, la presidenta de AESA, Isabel Maestre, explicó en el foro Drone Industry Summit, organizado por Kreab Gavin Anderson, las líneas maestras de cómo será esa regulación futura, pero no habló de fechas. Es la gran incógnita. ¿Cuándo entrará en vigor? Diversas fuentes del sector consultadas no confían en verla ni este año ni el siguiente. Habrá que esperar probablemente a 2018. ¿Demasiado tarde?
Las operadoras de drones creen que sí. El principal obstáculo que no resuelve la actual regulación transitoria es el de la gestión del espacio aéreo. Hay muchas limitaciones, como la de no sobrevolar zonas pobladas. Sobre las no pobladas, es obligatorio tener una placa de identificación del aparato, que sea manejado por un piloto autorizado, a una distancia inferior a 500 metros y sin superar los 120 metros de altura.

 

La futura normativa en teoría aprobará el uso de drones sobre zonas pobladas, aunque con restricciones (drones que no superen los 10 kilos, a un máximo de 100 metros de distancia del piloto y a una altura máxima de 120 metros; se necesitará además presentar un estudio específico de seguridad que deberá aprobar AESA). El real decreto debería regular también otros escenarios, como el uso de drones durante la noche, en espacios aéreos controlados o a grandes distancias entre el piloto y el dron.

Todo esto, fundamental para el desarrollo del sector en España, sigue de momento a la espera de luz verde. Y, según temen en el sector, seguirá así al menos hasta 2018. Mal despegue.

FUENTE: El confidencial

España desarrolla un sistema para neutralizar drones al servicio del terrorismo, el crimen y el espionaje.

España desarrolla un sistema para neutralizar drones al servicio del terrorismo, el crimen y el espionaje.

El «Dronecaptor» está llamado a proteger infraestructruras, instituciones, masas o el tráfico aéreo


La colisión de un dron hace dos semanas contra un avión que estaba a punto de aterrizar en el aeropuerto londinense de Heathrow es el último incidente conocido que ha disparado la alarma sobre la amenaza para la seguridad que puede entrañar el uso malintencionado o negligente de aeronaves no tripuladas. En julio del pasado año, uno de esos aparatos ya tuvo que ser neutralizado mediante un inhibidor de frecuencias cuando sobrevolaba el Palacio de la Zarzuela justo por encima de la residencia de la Familia Real.

Ambos son ejemplos de un nuevo escenario de riesgo sin fronteras que no ha hecho más que empezar, y frente al que las autoridades españolas han recurrido a una herramienta también sin fronteras: la innovación tecnológica, a partir de la cual ya se está desarrollando un sistema anti-dron bajo la denominación de «Dronecaptor». El proyecto pertenece a un consorcio europeo del que forma parte el Centro Nacional de Protección de las Infraestructuras Críticas dependiente del Ministerio del Interior, cofinanciador de esta iniciativa junto con los fondos Feder. En él están trabajando hace meses empresas de investigación españolas especializadas en I+D+i en colaboración con organismos como la Policía Nacional y el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial.

El objetivo general es la creación de un «Sistema para la detección y neutralización de amenazas con drones». Funcionará como un escudo y consiste en la fabricación de un prototipo cuyo núcleo estará basado en inteligencia artificial capaz de percibir las amenazas, determinar su peligrosidad, plantear un plan de actuación y, finalmente, tomar medidas para interceptar el artefacto, en principio sin destruirlo. Gracias a él, los altos responsables de la seguridad podrán tomar decisiones adecuadas y eficaces para abordar todo tipo de situaciones comprometidas.

Crimen y espionaje
En el vértice del impulso a este proyecto en España se encuentra la Secretaría de Estado de Seguridad como líder Grupo de Trabajo que, desde hace un año, se ocupa de diseñar la hoja de ruta normativa y operacional necesaria para dar respuestas a la problemática asociada a la recién estrenada era de los drones. En el grupo se integra un nutrido grupo de expertos independientes, así como del Ministerio de Defensa, la Agencia Estatal de Seguridad Aérea o instituciones como la Casa Real.

Y es que la facilidad de acceso a estos aparatos y su versatilidad pueden convertirlos sin dificultad en potenciales armas, susceptibles de caer en manos de cualquiera. La hipótesis de que puedan ser utilizados para cometer un atentado selectivo o sobre una multitud acoplándoles explosivos o material NBQ (nuclear-bacteriológico-químico) no es ciencia ficción. En abril de 2015 se detectó un dron sobre la casa del primer ministro de Japón con tierra radioactiva de Fukushima. Pero al margen del terrorismo, los ingenios voladores también pueden ponerse al servicio del crimen organizado, facilitando, por ejemplo, el tráfico de drogas y de armamento, o directamente como herramienta de espionaje, dada su virtualidad para grabar imágenes, sonido o señales.

El enfoque final de todo el trabajo que se está ejecutando es la protección, pero no solo de lo que sería más evidente –infraestructuras críticas, edificios oficiales, personalidades...–, sino también de ciudadanos en general, expuestos a ser blanco de amenazas sobre todo en grandes eventos, concentraciones o, sin ir más lejos, en un centro comercial.

Ley y reglamentos
El programa «Dronecaptor» contempla blindar objetivos tanto fijos como móviles –no hay que perder de vista la seguridad aérea– y estará dotado de «escabilidad», esto es, de flexibilidad para ir adaptándose a las amenazas que vayan surgiendo.

La Secretaría de Estado de Seguridad también está trabajando con los servicios policiales de otros países europeos para explorar la posibilidad de crear un consorcio internacional de centros académicos, de investigación y empresas que armonice la gestión de la amenaza en el territorio de la UE.

Desde ese mismo departamento se ha llamado la atención sobre la necesidad de que, con igual nivel de prioridad, España proceda al desarrollo reglamentario de la normativa que regula el uso de los drones en España, de modo que se proporcione seguridad jurídica a las administraciones, también las empresas, y los propios ciudadanos. El actual limbo legal no contribuye a la seguridad.

I Foro Pymes & Drones

Para socios de ANDROPP:

10% de descuento sobre el coste de participación (todas las modalidades)

5.-€ de descuento en el coste de la entrada

DronesPymes RetosOportunidades DossierParticipacion 140416

AESA/JARUS

AESA/JARUS

AESA anfitriona del Plenario Internacional de las Autoridades Conjuntas de Reglamentación sobre Drones (JARUS)
Madrid, 12 de abril de 2016 (AESA).

La directora de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), Isabel Maestre, ha inaugurado la Asamblea Plenaria Internacional de las Autoridades Conjuntas de Reglamentación sobre Vehículos de Aviación no Tripulados (JARUS), que se celebra hasta el próximo 15 de abril en la sede de AESA, que tiene por objetivo armonizar la regulación de los estándares de seguridad y los requisitos operacionales para la certificación y la integración segura de los drones en el espacio aéreo y los aeródromos de cada país.

La Asamblea JARUS, cuenta en esta ocasión con la participación de 87 representantes de 30 países de todo el mundo. JARUS es un grupo mundial de expertos en reglamentación de las autoridades nacionales de aviación y las organizaciones regionales de seguridad de la aviación. Su objetivo es proporcionar material de orientación con el objetivo de facilitar a las autoridades de aviación de todo el mundo, que están involucradas en la elaboración de una normativa que esté armonizada con el resto para evitar la duplicación de esfuerzos.

En su intervención la directora de AESA, anfitriona de esta Asamblea que se celebra dos veces al año, cada una en un país diferente, ha recordado que el reto es grande, una vez que "los drones son el presente y tienen un papel importante en el futuro de la aviación" y por ello "es importante que al igual que ocurre con los aviones tripulados, tengamos una regulación estandarizada que armonice tanto los estándares de seguridad como los requisitos para hacer las operaciones con drones en el espacio aéreo".

Maestre ha señalado que "es necesario que los países cuenten con material de orientación para facilitar a las autoridades de aviación el desarrollo de una normativa conjunta y evitar la duplicación de esfuerzos". Las autoridades de aviación de todo el mundo, "estamos involucradas en la elaboración de normas, certificación y aprobación operacional de drones y de sus equipos" por ello, ha subrayado la directora de AESA "tenemos que caminar juntos".

España cuenta con una normativa que regula el uso profesional de los drones desde julio de 2014. Desde esa fecha se han registrado en AESA 1.225 operadores de drones. Actualmente está en trámites europeos el texto de la futura normativa que será más amplia que la actual.

 FUENTE:AESA

http://www.seguridadaerea.gob.es/lang_castellano/noticias_revista/noticias/plenario_jarus.aspx

AircatFly distribuye el RPA xFold

aircatfly

Aircatfly ha firmado el acuerdo de distribución en exclusiva a nivel nacional para la venta de xFold y, a su vez de servicio técnico a nivel europeo con central en Castellgalí (Barcelona) donde se hacen los montajes, pruebas y mantenimiento de los aparatos, así como el suministro y envío de piezas y componentes.
xFold es una marca americana de RPAS profesionales totalmente configurables que a través de un patentado sistema permite decidir 1min antes de cada vuelo si éste se efectuará con 8 o 12 motores en función a las condiciones de viento, a la carga y peso para la que se va a destinar el vuelo, a las necesidades de autonomía y tiempo en el aire, etc.
Son aparatos que en función al modelo que se escoja de los 5 disponibles, los podremos volar con 2 baterías teniendo la posibilidad de aumentar el Amperaje hasta llegar a las 12 baterías como en el caso del mayor de la familia, siendo capaz, solo en el más grande, de hacerlo a 50,4 V. si así lo decide el piloto.
Por supuesto con cobertura impermeable para poder trabajar bajo inclemencias meteorológicas como lluvia o niebla.
Destinados a trabajos conocidos o dispuestos para trabajos poco usuales por su fácil configuración como transporte de cargas de hasta 40kg, fumigación por su capacidad de carga e inspecciones de puentes o construcciones por debajo gracias a la posible ubicación del gimbal en su parte superior.
Dispuestos con paracaídas por el bien del aparato o incluso para que en un futuro no haya problemas con las compañías aseguradoras.
Evidentemente con tren de aterrizaje retráctil para poder operar con el 3er eje del gimbal a 360o
En el caso de acuerdos con clientes a través de ésta plataforma, los interesados en nuestros productos se beneficiarán de un descuento en todas las compras.

aircatfly0

aircatfly2

aircatfly3

Acceso socios